Fantasmas

La presión de tener una fecha para entregar algo hace que las cosas sucedan. Como escribir estas líneas. Me impongo hacerlo antes de las 7:00 de la mañana, antes de subir a ducharme para ir al trabajo y cuando apenas quedan diez minutos para que se me acabe el tiempo empiezo a escribir lo que sea. ¿Resultado? Que algo queda escrito, sea bueno o malo. La alternativa es no escribir nada, que simplemente quede en la mente como idea difusa, como aspiración grandiosa, como coitus interruptus que queda en la más absoluta nada.

La presión de tener que hacer algo es la magia que hace que algo quede. Mejor algo imperfecto que un fantasma.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s