El efecto Prime: I want it all, I want it now

Vivo en un pequeño pueblo en mitad de la campiña inglesa. Para hacer las compras semanales de comida tenemos que desplazarnos en coche al menos veinte minutos, para ir a Cirencester o Chippenham, y para necesidades menos habituales el desplazamiento es de media hora o cuarenta minutos, para ir a Bath, Bristol o Swindon.

Así que en este contexto nos viene muy bien lo de Amazon Prime. Pides desde tu móvil lo que necesitas, te llega al día siguiente. Así de simple.

Pero esta conveniencia tiene un impacto que va más allá de aspectos laborales o medioambientales. El efecto psicológico de recibir lo que compras al día siguiente deja huellas en nuestras expectativas: quiero algo y lo voy a tener (practicamente) ahora. ¿No nos hace esto un poco más exigentes, un poco más caprichosos, un poco más impetuosos? ¿Existe un riesgo de trasladar estas expectativas que “lo quiero y lo quiero ahora” a otras facetas de nuestras vidas? ¿Qué efecto tiene esta dinámica en las relaciones de pareja, en las relaciones con nuestros amigos, con nuestros compañeros de trabajo?

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s