Conejos como caballos

¿Por qué un conejo no puede ser tan grande como un caballo?

Para empezar: ole por la pregunta. Yo no me lo había planteado, ¿qué necesidad? No, nunca lo me lo había preguntado y me dan envidia los científicios de la Universidad de Kyoto que plantearon la pregunta. Porque de la habilidad de preguntarse cosas aparentemente abusurdas es de donde puede surgir la genialidad.

Respecto a la respuesta, un grupo de investigadores ha llegado a la conclusión de que los animales que pertenecen al orden de los ungulados, orden al que pertenecen los conejos o los ratones, son menos eficientes en su metabolismo que sus competidores herbíboros, los lagomorfos, orden al que pertencen desde las cabras y los toros a los caballos (los que tienen pezuñas). Esta competencia representa un límite a su crecimiento en tamaño, relacionado con la cantidad de comida por la que tendrían que competir.

No respuesta genial en este caso, pero sigamos preguntándonos preguntas absurdas, que la respuesta verdaderamente sorprendente llegará.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s