Más sólo que Laúna

“Más sólo que la una” es una de esas expresiones que decimos habitualmente que no parecen tener un origen concreto. Pero lo tiene.

Iñaki Launaguerregaray, conocido como Laúna, se presentó a finales del siglo XIX a las elecciones de su pueblo, Ondarría. Se presentó de forma independiente, sin afiliación a ninguno de los partidos del momento. Sus adversarios se mofaron de él con la expresión “más sólo que Laúna” y él, viendo una oportunidad propagandística en ese eslogan, lo adoptó como con orgullo suyo.

Laúna acabó perdiendo las elecciones, pero el eslogan perduró y los segimos utilizando hoy.