Soledad en la cara oculta de la luna

Michael Collins ha muerto esta semana a los 90 años de edad. Él fue el tercer astronauta, el que se quedó en el módulo de mando orbitando la luna mientras Armstrong y Aldrin caminaban por la luna. Durante el tiempo que duró ese alunizaje, Collins orbitó la luna en soledad más de veinte veces y en cada una de esas ocasiones cuando atravesaba la cara oculta de la luna las comunicaciones cesaban y se convertía en el ser humano más alejado y asilado de la historia de la humanidad.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s