Física celestial

“En el principio Dios creó el Cielo y la Tierra…”.

Ésta es la primera frase de la Biblia, Génesis 1-1. Un principio que empieza, literalmente, por el principio, los que juntaron las diferentes partes del libro quisieron dejar las cosas claras desde las primeras líneas.

La Ciencia, en su búsqueda de un origen único, de un Big-Bang que lo explique todo, está recurriendo a un planteamiento similar. No será un Dios barbudo el que monte la paraeta en 6 días, es un estado de alta densidad y temperatura y le llevará unos cuantos miles de millones de años, pero conceptualmente es lo mismo: encontrar un origen al todo.