Vivan los novios

Un amigo en una boda en la que los invitados estuvieron especialmente sedientos se las ingenia para conseguir más vino. Aquella ayuda de buen colega con el paso del tiempo se convirtió en un acontecimiento mágico de transfiguración de lí­quidos que, según Juan 2, 11, “fue la primera señal milagrosa con la cual mostró su Gloria, y sus discípulos creyeron en Él”.

¿Éste es el primer milagro que el Hijo de Dios nos ofrece? ¿Alcohol en una boda?
File:Maerten de Vos - Bruiloft van Cana.JPG

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s