Cuco cabrón

La evolución es ciega, no hay un propósito, un objetivo, unas reglas claras más allá de la de la supervivencia del más fuerte. Y una de las posibilidades es que se desarrollen estrategias muy hijo de putas, como la del Cuco, el pajarito que deja los huevos en los nidos de otros pájaros.

No se trata sólo de que otro apechugue con la crianza de tus vástagos. En primer lugar el Cuco hembra llega a un nido cuando la madre no está y elimina a algunos de los huevos allí presentes para que el que ella va a poner a continuación tenga más posibilidades de supervivencia (en el video de hecho se los come). Luego la cría del cuco nace antes, porque su periodo de incubación es menor, y el cabronazo del pollito tira al resto de huevos fuera, de tal forma que se convierte en el único habitante del mismo junto a su anonadada madre adoptiva. Para colmo, no para de pedirle comida a la madrastra hasta que se convierte en un pájaro gordo y seboso que apenas cabe en el nido.


Así que cuando alguien dice aquello de “la Naturaleza es Sabia” se me revuelven las entrañas, porque la “Naturaleza” realmente es perversa, despiadada y sanguinaria. La Evolución es una estrategia asombrosa y efectiva pero muy, muy cabrona, en la que tú te comes a unos y otros te comen a tí. Lo sabio habría sido diseñar otra basada en la cooperación, no una basada en la ley del más fuerte.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s