Cabrera: campo de concentración

  Derrotados en la Batalla de Bailén, las autoridades españolas y británicas no supieron muy bien que hacer con los prisioneros. Tras diversas idas y venidas, la mayor parte de ellos, unos 7.000, acabaron en la deshabitada Isla de Cabrera.

  Necesitaban de las provisiones del exterior para sobrevivir, pero la guerra seguía y pronto este islote fue olvidado. En 1814 fueron rescatados los 3.000 supervivientes, el resto murió de hambre y enfermedades.