La genialidad de la simplicidad

Jimmy Fallon es el rey de la noche televisiva americana. Formado en la academia de “Saturday Night Live”, combina entrevistas con toques humorísticos con gags de todo tipo, en los que se incluyen actuaciones musicales con los artistas más variados.

Uno de las bromas habituales es la de interpretar canciones conocidas con el grupo del programa utilizando instrumentos musicales para niños. Y se atreven a hacerlo con el artista original, el que ha hecho famosos esas canciones. Es una genialidad que muestra que lo simple es, simplemente, bello (y divertido).

Claro, que todos estos que están aquí detrás de Jimmy Fallon y Adele son musicos profesionales del más alto nivel. Lo simple no es fácil.