Organización divina

Photo by Barbara Barbosa on Pexels.com

El Cristianismo logró imponerse como la religión dominante durante los últimos siglos del Imperio Romano y el mundo todavía hoy, dos mil años después, sigue notando los efectos de aquellos acontecimientos.

¿Cómo pudo una pequeña secta lograr dominar el “mercado de las religiones” en aquella época? Nunca existe una sola razón: el contexto de declive del imperio, pestes, el atractivo de las nuevas ideas… Y una de esas razones es seguramente su capacidad organizativa. Una jerarquía que empezaba a funcionar como un reloj, ritos bien establecidos, mensajes sencillos, claros, repetitivos… Una organización que era capaz de sobrevivir a sus líderes y a sus errores.

Una organización que fue capaz de vender ideas como la de la Santísima Trinidad sin que la gente pestañeara… es una organización eficiente.