Votar vs Likes

Photo by Element5 Digital on Pexels.com

La democracia es un invento antiguo que tardó dos mil años en cuajar. Lo de elegir los líderes de forma democrática ni siquiera fue cosa de los griegos, probablemente fue un sistema habitual en tribus de todo pelaje desde tiempos inmemoriales. Pero en cuanto llegó la agricultura, la acumulación y la creación de estructuras más complejas lo de elegir a los jefes de forma consensuada perdió terreno frente a sistemas autoritarios basados en la fuerza. Lo de la democracia griega fue una excepción en una época de reyes e imperios, hasta anteayer los sistemas autoritarios han sido lo habitual.

Y sí, la democracia parece que es “el sistema menos malo”. Tiene defectos, como el riesgo de que pueda caer en populismos, la frecuencia de cambios en los gobiernos que no dan estabilidad a las políticas, o las situaciones de bloqueo en la que los países pueden caer si la opinión está muy fragmentada.

¿Cómo pueden arreglarse esos problemas? No tienen fácil solución, pero hay quien propone que la democracia debería extenderse no sólo a votar cada pocos años sino que los ciudadanos debería votar más a menudo en todas las decisiones importantes. Una democracia más participativa, sobretodo teniendo en cuenta que al tecnología puede hacer esto mucho más viable. ¿Votar desde el teléfono, mientras estoy en el tren, si una nueva ley sobre los impuestos me parecen bien? ¿Mientras me tomo el almuerzo voto sobre un cambio en la ley de educación?

¡No! No confundamos la democracia para elegir a los líderes, con una democracia en la toma de decisiones. Un proceso de toma de decisiones requiere entender a fondo los problemas que hay que resolver, experiencia en el area en cuestión, dedicación, debatir con los grupos implicados, pensar detenidamente en las consecuencias… Para eso elegimos a personas en las que delegamos el gobierno, para que ejerzan un trabajo que require especialización, no cualquier mindungui que le da a un botón en el móvil como si le diera a un “like” en Facebook

Aunque si los políticos lo hicieran mejor no estaríamos dándole vueltas a la cosa de mejorar la democracia.