El meme de la Igualdad

Photo by Anna Shvets on Pexels.com

El concepto de “Igualdad” no es obvio. Todos somos diferentes: el color de la piel; unos mas altos que otros; el pelo con diferentes tonos, texturas y longitudes; unos son fornidos, otros delgados o gordos; el color de los ojos; el lenguaje o el acento; la personalidad…

De hecho, algo tan extremo como la esclavitud ha sido algo muy normal en todas las civilizaciones hasta hace apenas unos siglos, y estaba basada en la aceptación de algo que parecía muy “natural”: la desigualdad. Si no somos iguales, ¿por qué tenemos que tratarnos todos igual?

Las ideas de igualdad empezaron a fructificar en el siglo XVIII con revoluciones y declaraciones, pero fue gestándose poco a poco a través de pensadores y filósofos, de principios establecidos en libros religiosos, que durante cientos de años sentaron las bases de la incongruencia de la igualdad. ¿Tratar al prójimo como a tí mismo? ¿De qué prójimo estamos hablando? El prójimo puede ser de distinta raza, de otra nacionalidad, de otro género, de otra clase social, de distinta orientación sexual… El concepto de prójimo se ha ido estirando progresivamente, en un proceso lento pero inexorable, al que le queda todavía bastante para asentarse, pero que es imparable.

Un meme contagioso, uno de los grandes logros de la humanidad.