Sentido en diferido

El Zhuangzi es un texto chino antiguo de la época en la que los romanos no habían invadido todavía la Península Ibérica. Es uno de los textos fundacionales del Taoísmo, pero en lugar de escribir sobre deberes morales y personales, está escrito como una colección de anécdotas y parábolas, en muchos casos humorísticas, en las que se trata de contrastar lo bueno y lo malo, lo grande y lo pequeño, pero también contiene muchos pasajes caprichosos o sin sentido, en muchos casos lleva los argumentos a la absurdidad para demostrar las limitaciones del conocimiento humano y el mundo racional. Uno de los ejemplos es la historia del hombre que sueña ser una mariposa:

Érase una vez, Zhuang Zhou soñó que era una mariposa, una mariposa revoloteando felizmente. No sabía que él era Zhou. De repente, despertó y era palpablemente Zhou. No supo si era Zhou, quien había soñado que era una mariposa, o una mariposa soñando que era Zhou. Ahora, debe haber una diferencia entre Zhou y una mariposa. Esto es llamado la transformación de las cosas.

Una historia que hoy, 2.400 años después, se puede relacionar con las paradojas que nos brinda el mundo de la realidad virtual, al más puro estilo Matrix.

¿Significa ésto que cualquier disparate que se te ocurra, si le das tiempo, puede acabar por tener sentido?