Paralelismos

La película “Selma” cuenta la historia de Martin Luther King y las marchas de 1965 en aquella ciudad de Alabama en defensa del derecho de los votos de la comunidad negra.

La película es de 2014 y me imagino a los líderes del independentismo catalán viendo esa película, inspirados por ella, sintiéndose unos Martin Luther King de principios del siglo XXI, luchando por una injusticia al nivel de la que sufría la comunidad negra 50 años antes.

Me los imagino imaginando eso, porque imaginar es gratis y uno puede poner en su cabeza cualquier cosa, por descabellada que sea.

Porque no, el sufrimiento real de la comunidad negra de Estados Unidos no es comparable al sufrimiento imaginado por los independentistas, un sufrimiento que no cuadra con los niveles de desarrollo, de bienestar, de riqueza de Cataluña. Sí, buscaron el enfrentamiento y la torpeza del Gobierno de España del momento les regaló algunas imágenes deplorables el 1 de Octubre de 2017, pero los independentistas olvidan que ellos intentaron imponer su idea a la mitad de la población de su propia región, comportándose moralmente como los blancos sureños que atacaron a los manifestantes del puente de Selma en 1965.